En 1.980, un grupo de Cuadros y Profesionales de Caja Madrid, que no se sentían representados por los sindicatos tradicionales, decidieron unirse y constituir una asociación para la defensa y mejora de sus condiciones laborales basada en el diálogo, el respeto y la responsabilidad. Nació así ACCAM.

A través de su esfuerzo, y con una nueva forma de afrontar las relaciones laborales, consiguieron unas condiciones y beneficios sociales que son referentes en el sector.

Cuando se produjo la fusión de todas las Cajas integrantes de Bankia, SIP de 2010, así como en la posterior fusión con BMN en 2017, las diferencias por origen eran evidentes, siendo los profesionales de la entidad donde ACCAM estaba presente (primero Caja Madrid y después Bankia) los que mejores condiciones laborales tenían.

Esto puso de manifiesto que los sindicatos, tanto de clase como independientes, presentes en entidades donde no estaba ACCAM, no habían conseguido alcanzar las condiciones que nuestra organización sí había logrado para la plantilla de la empresa en la que teníamos presencia.

Desde entonces, seguimos trabajando con el mismo rumbo y la misma forma de hacer, para conseguir la homogeneización y mejora de todos los profesionales Bankia, con independencia de su origen y función.

Son muchos los expertos, en las diferentes áreas de la relación laboral, los que hoy prestan su servicio y su tiempo a la atención de nuestros asociados y simpatizantes. Nos hemos ganado, a través del tiempo y el trabajo bien hecho, el respeto de los profesionales, de las demás organizaciones sindicales y de la propia Empresa quien, hoy por hoy, no concibe ningún acuerdo en el que ACCAM no participe activamente.

Pero, por encima de todo, nos debemos de forma absoluta a todos nuestros afiliados, personas que han elegido a ACCAM para que les represente y les defienda, tanto individual como colectivamente, ante la Dirección de Bankia.

Todos los profesionales tienen cabida en ACCAM.

Tú también.