Hacer visibles los ejemplos de mujeres científicas o en profesiones tecnológicas es clave para aumentar la presencia femenina en las profesiones técnicas, han apuntado hoy empresarias y expertas durante una mesa redonda sobre la situación de las mujeres en empleos y carreras relacionadas con la tecnología.

“Es un tema cultural y sociológico de falta de mujeres visibles. Ha habido científicas y matemáticas buenísimas y no se las conoce”, ha recordado Inés Sanz, gerente de Ingeniería de Clientes de Hispasat, durante el debate organizado por la escuela de negocios IMF en Madrid.

La directora en España de ‘Inspiring Girls’, organización que fomenta la autoestima y la ambición profesional de las niñas, Marta Pérez, ha asegurado que las mujeres están “condicionadas desde su infancia” para no asumir riesgos como sus compañeros masculinos.

“La visibilización de modelos es fundamental”, ha añadido Pérez, quien ha opinado que estos ejemplos se deben presentar desde la educación básica y ha asegurado que los editores de libros de texto escolares están “preocupados” por esta temática.

La directora general de la patronal de empresas tecnológicas AMETIC, María Teresa Gómez, ha recordado que en el sector tecnológico la participación de la mujer está “estancada” en los últimos 25 años, ya que en ese periodo apenas ha pasado del 33 % al 37 % del conjunto de trabajadores en las empresas españolas del sector.

“No solo es la brecha educativa, sino cómo se incorpora la mujer al mercado laboral”, ha criticado Gómez, quien ha explicado que las empresas de tecnología española están teniendo dificultades para encontrar perfiles laborales digitales acordes con sus necesidades y ha recordado que se están poniendo en marcha iniciativas para fomentar el talento tecnológico femenino junto a los sindicatos.

Cristina Aranda, cofundadora de MTech (Mujeres tech), que promueve el talento tecnológico femenino, ha coincidido en que en este sector se mezcla la falta de cometencias digitales general con la brecha de género y ha pedido “luchar contra los esterotipos” que se imponen sobre la mujer, así como “trabajar la corresponsabilidad” con los hombres, en asuntos como el cuidado de los hijos.

“No es solo política de diversidad, sino de inclusión. Las empresas igual captan talento femenino, pero no tienen políticas de inclusión, como pueden ser horarios flexibles para conciliar o trabajar por objetivos”, ha comentado Aranda.

Sanz ha explicado que en Hispasat están explorando opciones como la selección con currículos anónimos en la primera fase, jornadas con niñas en sus centros de trabajo o acuerdos con el Instituto de la Mujer por el que incorporan a becarias que dedican una parte de su tiempo a visibilizar su labor en charlas y redes.

En la conversación, moderada por la directora de la escuela de negocios IMF, Belén Arcones, ha intervenido también el periodista Eduardo Castillo, quien ha puesto sobre la mesa la maternidad y cómo influye en la carrera profesional de las mujeres.

Varias de las ponentes han coincidido en la necesidad de políticas públicas para facilitar a las empresas que asuman las bajas de maternidad y paternidad, así como unos horarios laborales más acordes con la conciliación de la vida laboral y familiar.

Algunas de las mujeres en la mesa redonda, como Cristina Aranda (MTech), Marta Pérez (Inspiring Girls) o Sonia Bautista, miembro del colectivo ‘Máster Technical Leaders’ de Acciona, se han mostrado a favor de que las empresas equiparen la duración de las bajas de paternidad y maternidad.

Fuente : www.lavanguardia.com 22/03/2018